Cómo mantener tu FIAT como el primer día

Cómo mantener tu FIAT como el primer día

Cuando al fin te subís a tu Fiat recién salido del concesionario no sólo concretaste el sueño de la movilidad propia, sino que también el de tener un compañero con el que vas a poder contar por mucho tiempo. Para que esto sea posible, es necesario que mimes a tu FIAT y lo cuides de posibles fallas, por lo que acá te dejamos algunas recomendaciones de todo el equipo Rotter:

  • Una conducción suave, sin contratiempos ni cambios bruscos de velocidad y frenado, asegura una salud técnica general de tu automóvil más duradera, evitando visitas al taller y malos momentos innecesarios.
  • Utilizá los aceites de mejor calidad o los que te recomiende el fabricante. Además, hace el cambio de aceite y filtro en la mitad de frecuencia recomendada si habitualmente recorrés caminos polvorientos, hacés trayectos breves (menos de 7-8 km.) y periódicos, o si el motor de tu FIAT funciona a menudo en ralentí (taxis, entregas a domicilio, etc.).
  • No laves tu vehículo luego de una larga exposición al sol o con el motor caliente, dado que se puede alterar la calidad y el brillo de la pintura. Una recomendación extra es que no dejes estacionado tu FIAT debajo de árboles, ya que las sustancias resinosas o excrementos de pájaros pueden dañar severamente la carrocería (en caso de contacto con estos residuos, lavá el auto inmediatamente).
  •  Evitá lavar el cofre del motor, o bien, lávalo solo cuando sea estrictamente necesario.
  • En el primer tiempo de tu FIAT, no le exijas las prestaciones máximas, es decir, aceleraciones exageradas, recorridos excesivamente largos, frenadas intensas, etc.

Por último, y no menos importante, recordá:

  • Realizar las revisiones del Plan de Mantenimiento Programado según las especificaciones del fabricante.
  • Cada 500 km o antes de un viaje largo, controlar y reintegrar los niveles de aceite motor, líquido refrigerante del motor, líquido de los frenos, líquido de la servodirección, líquido de la batería, líquido lavaparabrisas, presión y estado de los neumáticos.
  • Concretar el Plan de Revisión Anual en caso de que tu FIAT recorra menos de 20.000 km al año.

Ante cualquier otra duda o inconveniente, no dudes en acercarte a cualquiera de nuestras sucursales. En Rotter estaremos esperándote para ayudar en la pronta recuperación de tu compañero de viajes.